18 dic. 2013

El caganer del pesebre

Un caganer es una figura de una persona defecando que se suele colocar en los belenes, como tradición en Cataluña y en la Comunidad Valenciana. También es frecuente esta figura en los belenes de las islas Canarias como puede verse en un belén de Tazacorte, isla de La Palma. En otros puntos de la Península Ibérica, Portugal y Región de Murcia, existen los personajes belenísticos semejantes del cagador y cagón respectivamente.

Se cree que el origen de esta tradición se sitúa en el siglo XVIII. Tradicionalmente, el caganer era un campesino ataviado con la indumentaria tradicional catalana (faja y barretina). Más modernamente se han realizado todo tipo de versiones del caganer, utilizando a menudo la imagen de personajes populares como políticos o deportistas.

Generalmente, esta figura se sitúa en un rincón apartado del belén, intentando que no quede en un lugar destacado. Aunque no se conoce con exactitud cual es la razón para colocar una figura defecando, se cree que el caganer con sus heces fertiliza la Tierra, por lo que se le considera un símbolo de prosperidad y buena suerte para el año siguiente. La tradición del caganer está aceptada plenamente por la Iglesia.

La gente decía que con sus heces abonaba la tierra y así la fertilizaba para el año siguiente. Con él había la salud y tranquilidad de cuerpo y alma que hace falta para montar el pesebre, con el gozo y alegría que comporta la Navidad en el hogar. Colocar esta figura en el Belén, traía suerte y alegría; no hacerlo comportaba desventura. 

Actual y Curioso

votar

2 comentarios :

Dikinna Dancko dijo...

si ya se dice.. mucha mierda!! xD eso siempre es weno.. :P
Una sugerencia.. ya que me gusta e interesa lo que estas/is escribiendo aqui.. me dejo los ojos!!! el fondo oscuro y letras blancas me da casi ataques epilepticos!! tengo que apartar la mirada, hacer una pausa y volver a leer por donde iba.. habria alguna opcion de cambiar los colores?
Muuuuuuuuuchas gracias

Jordi dijo...

Un ratito de esto cambio los colores, que así a mi tampoco me convence.